El secreto italiano para un buen café

martes 13 de julio de 2021

Los italianos son reconocidos por sus exquisitos cafés, sobre todo, su famoso Espresso, la combinación perfecta de agua, café y presión, servido en una taza minúscula; o su misma variante con unas gotas de leche, el Macchiato, lo que en España es conocido como manchado o cortado dependiendo de la región.

¿Qué es lo que les diferencia a la hora de preparar el café que lo hace tan especial?

Hay varios factores que entran en juego: la calidad y cantidad de los ingredientes, la intensidad del fuego y la cafetera, por supuesto, y el arte durante el proceso.

El agua: un agua mal filtrada o con demasiada cal podría perjudicar el resultado del café. Es importante la cantidad, ni mucho, ni poco. El punto justo y necesario. Los italianos aseguran que éste se encuentra una vez ligeramente alcanzado el centro de la válvula de vapor.

En cuanto al café, como es obvio, su calidad es un factor importantísimo. Pero el secreto está en no prensarlo. Basta con dejarlo caer delicadamente y formar una pequeña montaña que se aplanará por sí sola una vez colocada la parte superior de la cafetera. De esta manera se evita comprimir en exceso el café y que el agua no pueda filtrarse bien a través de éste.

La intensidad del fuego: Es imprescindible que la intensidad sea siempre la misma durante todo el proceso, pues un cambio brusco podría fastidiar el sabor.

 

¡Esperamos que con estos trucos puedas sorprender incluso a los italianos!

 

Salute!

 

VOLVER